Putin y ¿el mundo al revés?

El shock de que Vladimir Putin haya sido nominado para Premio Nobel de la Paz no pasa por la nominación per se. El galardón, que tanto prestigio otorgaba, ha sido defenestrado por el grupito político que en los últimos años lo viene regalando a causas políticas más que a acciones por la paz.

El shock se debe a que la nominación de Putin tiene más justificación que 4 de las últimas entregas del premio (Unión Europea 2012, Xiaobo 2010, Obama 2009 y Al Gore 2007), ya que el presidente ruso efectivamente impidió una guerra en Siria.

Esto no quiere decir que Putin sea un pacifista, las razones por detrás de su accionar –como el abastecimiento de armamento al gobierno de Siria– no dejan de ser preocupantes. Pero lo cierto es que el demócrata a cargo de la Casa Blanca (y Premio Nobel 2010), quería ir con aviones y barcos a matar gente para que no se maten entre ellos (exagero para marcar el punto). Y el incompetente (a falta de adjetivos despectivos más elegantes) del Secretario General de Naciones Unidas lo iba a permitir, e inclusive antes de entregado el informe sobre armas químicas ya estaba condenando al gobierno Sirio.

Tuvo qué llegar un “tirano” un “déspota” y paria de la civilización occidental a impedir la guerra arrojando razón sobre la mesa… el mundo al revés?

Si, el mundo al revés señoras y señores! Pero los intereses económicos y políticos -y los grupos de presión detrás de ellos- no han convertido a los buenos en malos y al revés, en cambio -y mucho más trágico- nos han quitado a casi todos los buenos, para dejarnos con personas que actúan “bien” o “mal” de acuerdo a lo que dichos intereses les requieran, pero sin reparar en el trasfondo ético/moral/humano de sus acciones y consecuencias.

Lo más trágico, es que no somos indiferentes a dichas personas, ya que están allí porque nosotros las votamos, porque nosotros legitimamos su posición de poder.

Si, es cierto, Obama fue el menor de dos males. Pero más en la segunda que en la primera elección, cuando en 2008 se votó por el primer presidente negro de Estados Unidos, eramos varios los que, por alguna razón extraña, ridícula o inocente, creíamos que habría alguna diferencia. No me entiendan mal, diferencias hubo y buenas (estoy pensando en el ObamaCare) pero no las que tanto ansiábamos. Del otro lado, cuando Putin volvió a la presidencia de Rusia en 2012, ninguno de nosotros esperaba verlo en un rol de “mediador pacífico”… el mundo al revés!

¿Será quizás que llegó el momento -hace cuánto no lo sé- en que ya no podemos evaluar a los líderes por su carácter sino solo por sus acciones? una por una! Sería un momento trágico, realista pero trágico, simplista pero aún así trágico!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s