La “Posición Frente al Trabajo” pt.2

Nuestra región es un buen ejemplo de la primera Posición Frente al Trabajo; esta mirada ha afectado tanto su aparato productivo como su modalidad de inserción internacional y la forma en que los Estados se relacionaron entre ellos. A saber:

  1. Respecto de la inversión y desarrollo local: la Región fue favorecida con una dotación importante de recursos naturales y condiciones climáticas óptimas (en gran parte de su extensión territorial) para el cultivo de productos agrícolas, el desarrollo agropecuario y la explotación de minerales e hidrocarburos. Estos rubros (quizás con la excepción del último) ofrecen la oportunidad de ganancias con poca inversión, limitando la producción a los recursos naturales, sin la erogación necesaria para transformarlos, incorporándoles valor, si es que los precios de estos commodities, por si solos, ya satisfacen las necesidades de una PFT de tipo 1. Así lo demuestra la reprimarización (el retorno a la exportación de productos primarios, luego de un incipiente desarrollo industrial en la década de los noventas) de las exportaciones latinoamericanas durante el boom de precios de los commodities en el siglo XXI.
  2. Este patrón exportador “cómodo” de la Región, que no recurre a la incorporación de valor agregado, la ha dejado expuesta a los vaivenes internacionales de los precios de éstos productos y a las medidas proteccionistas de las grandes economías en materias agrícolas; sin herramientas de diversificación manufacturera ni peso en estos rubros como para ejercer presión.
  3. Otro gran punto donde se ha hecho patente esta visión es en los procesos de integración de la Región, cuyo comienzo está en 1960 con la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC), que nace década y media más tarde que la Comunidad Europea del Carbón y el Acero, pretende un proceso más profundo de entrada y, solo dos décadas más tarde, cae en desuso por no presentar los resultados esperados. Es la aplicación pura de la PFT en los procesos de integración: se buscó que estos resolvieran de manera expresa y amplia, necesidades presentes concretas; pero se dejó de lado el plan a largo plazo, la construcción de puentes perdurables y la expansión de capacidades a través de la cooperación.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s