Vuelta a Clases

… y vuelta al Blog, después de muchos meses de vacaciones-falta de internet-falta de oficina-etc. En fin, espero que ahora pueda volver a escribir más seguido.

Este post lo tenía pensado desde febrero, así que quizás para algunos sea noticia muy antigua.

El comienzo del ciclo lectivo en Argentina encontró a varias provincias sumergidas en una movilización docente de magnitudes importantes (variable en cada distrito, debido al carácter federal del sistema) que reclamaban por una mejora en sus salarios, y se negaban a ingresar a los cláustros de no percibirla.

Claro que aquí hay decenas de matices, como los distintos costos de vida y salarios de cada provincia (por ejemplo Chubut cuenta con unos de los salarios más elevados del país, pero el costo de vida se disparó el año pasado); pero surgió una pregunta central, cuya respuesta no creo que pueda ser una, que cuenta con raices históricas y que se proyecta como problema futuro.

¿En época de crisis económica, es ético pedir aumentos al gobierno, amenazando con impedir la educación?

Esta pregunta no es menor; ya que se enfrentan los cristerios de justicia remunerativa con los de responsabilidad ciudadana; no creo que las respuesta sea una sola; no es un conflicto de buenos y malos; la educación no puede ser vista como un juego de suma cero (por ninguna de las dos partes).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s